viernes, 13 de febrero de 2009

ROGELIO ROJAS CORDOVA

NUESTRO ABUELO EL BRAVO

Canta el Bravo sus norteños sones
que son apenas rumor,
musitan oraciones sus aguas
un sin fin de peticiones a nuestro supremo creador.
Poderoso abuelo, nuestro río
discurre su viaje, su caudal undoso
cubre sus aguas, sosegado señorío
y fluye a su libre albedrío
nos ciñe con su abrazo acuoso.
Larga, bella, sinuosa cremallera
firme, une dos razas, dos naciones
no es límite, ni es frontera
fresco torrente moja la tierra
manos liquidas, caudal de tradiciones.
El Bravo discurre en paz, sereno
de pronto con vigor arrasa
aparece el bravo traicionero
rugiente, destructor y fiero
el poder de sus aguas todo rebasa.
Súbitamente la calma vuelve
el río amable regresa
y sin más, su ira se disuelve
tranquilo, la paz lo envuelve
y muere en el mar con su pureza.

Rogelio Rojas Córdova
Jubilado
Nuevo Laredo, Tamaulipas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada