viernes, 13 de febrero de 2009

MARIA DE JESUS SANCHEZ DE RUIZ

MI RIO
Río que bendices con tu presencia la vida del paisaje, Dios guardián de la naturaleza. Te disfruto en el abundante caudal de misterios. Eres testigo de grandes tragedias, de hermanos cruzando a su futuro, hundidos en una corriente de tristeza. En ti se queda la esperanza, un sueño de historias convertido en voces que se ahuyentan con el agua.
Te veo en los diarios, mientras camino a tu lado disfrutando el caudal en tu silencio, en mi esencia. Gracias por ser mi principio
por tus relatos
por nuestro encuentro
por mi vida que nace en la tuya
por llegar siempre a mí, Río Bravo.


María de Jesús Sánchez de Ruiz
Casa Club de la Tercera Edad
Nuevo Laredo, Tamaulipas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada